Compartiendo

MY BEST FRIENDS: ¡Personas mágicas!

Miro hacia atrás… y son protagonistas de mis recuerdos; miro a mi alrededor y están ahí; miro hacia adelante y no tengo la  menor duda que formarán parte del resto de mi vida.

Puedo definirlas de muchas maneras pero decidí que mis mejores amigas son “personas mágicas”.

julieta blog 001

Me han rodeado a lo largo de mi vida,  a veces con frecuencia, otras  esporádicamente, pero siempre con permanencia. He conocido con cada una de ellas el significado de la Felicidad, en momentos de silencio, de algarabía, de risa incontrolada, de llanto o discusión. Sólo ellas me han escuchado esas malas palabras que brotan de la ira, me han servido de celestinas en mis conquistas y han conocido el sonido de mis suspiros por la vida.

Así, sencillo… han estado a mi lado como cómplices, como el hombro que todos buscamos para reclinar el alma cuando tan solo necesitamos sentirnos rodeados, han pronunciado la palabra acertada en el momento correcto, sin que yo otorgue mucho pero recibiendo todo. En los momentos de aprendizaje me han dicho “estoy a tu lado” con muchas o pocas palabras pero demasiados abrazos e infinito amor.

Mis amigas mágicas han sido parte de mi vuelo, me han ayudado a brillar y a descargar mi equipaje, siempre compartiendo, siempre tolerando lo negro de mi humor, acompañándome en mis locas ideas, siguiendo mi organizada agenda  y entendiendo mi aspiración por ser mejor.

Ellas llegaron de pronto, cada una en el momento adecuado, como un pacto concertado desde el corazón; hay demasiadas vivencias, un sólido sentimiento y muchas ganas de seguir gozando lo que la vida nos va trayendo. Con ellas no hay marcha atrás, me hacen una mejor persona, comparten mi esencia y  le dan luz a mi existencia.

Amigas mágicas, ustedes van a continuar sabiendo de mí por el resto de nuestras vidas y es por ello como por todos los recuerdos que hemos construido, por su Amor, su Consejo, su Ejemplo, su Paciencia, su Fortaleza y su buena Energía  que solo hay una palabra para expresarles hoy y siempre: GRACIAS, mil veces Gracias.



 

LA OBSERVACIÓN: la clave del cambio

Si no cambia el observador es imposible cambiar lo que hacemos. El cambio radica en la observación, no en la acción”  Julio Olalla

 

IMG_4318

Escuché esta afirmación en una charla con su autor y me quedó rondando en la mente esa noche, la siguiente y durante otras más. Ir más atrás de mis acciones, más atrás de mis pensamientos, situarme en lo básico: mis sentidos.

Cómo se define la Observación?
-Relación básica entre el sujeto que observa y el objeto que es observado, es el inicio de toda comprensión de la realidad.
-La observación a través de los sentidos es el método más antiguo usado por los investigadores para describir y comprender la naturaleza y el ser humano; pretende describir, explicar,  comprender, descubrir patrones.
-Es un instrumento que viene dado al ser humano, que utiliza la información que captan nuestros sentidos, y permite el aprendizaje.
Estas definiciones nos ubican  en el primer instante que  miramos  el mundo, por tanto es personal, mi mirada es diferente a la de otro aún si nos unen historias familiares, educaciones compartidas, sentimientos o contextos similares. Muchas personas pueden observar las mismas cosas sin embargo su  interpretación y percepción no es la misma por tanto las posibilidades de actuar y relacionarse con lo observado son múltiples.
La interpretación del mundo depende por tanto del tipo de observador que cada uno es y es ahí donde  juegan un papel importante nuestro esquema mental y nuestras creencias porque ellas condicionan nuestra percepción, llevándonos a interpretar, a dar un significado especifico y a definir nuestras acciones.
A partir del mensaje recibido en la conferencia de Olalla me pregunté  ¿qué tipo de observador soy?  empecé a tomar conciencia del aprendizaje que tengo por delante pues si aprendo a observar, mi interpretación de las cosas me llevará a acciones diferentes. Hoy me esfuerzo por generar contextos de observación en los cuales la simplicidad, la belleza, la confianza, el respeto, la ecuanimidad  y el agradecimiento estén presentes; mi interpretación de la realidad  me permitirá actuar para mejorar mi mundo y el de quienes me rodean.
He cambiado mi observación de las cosas, desde las más cotidianas como un embotellamiento de tráfico, el cambio inesperado de mi agenda o una sonrisa en el ascensor, hasta algunas más complejas como contestar el saludo de un desconocido, no opinar cuando no es el momento  o mantenerme serena ante una palabra que considero inapropiada. Por ahora el ejercicio es consciente pero el resultado… ¡cada día es mejor!

La impermanencia

Tardamos mucho en entender que nada de lo que hoy nos rodea es permanente, que en el plano material y corpóreo todo está sujeto a modificarse o a desaparecer. La vida nos enseña de tanto en tanto que lo que hoy tengo como parte esencial de mi mundo mañana ya no existe, que el trabajo al que tanto estoy acostumbrado, mis pertenencias de las que dependen mi mayor o menor comodidad o las personas que comparten mi vida solo son pasajeras. Cada vez que una circunstancia nos arrebata algo o alguien que ha formado parte de nuestro mundo nos llenamos de tristeza, de incertidumbre y hasta de rabia; lo hemos visualizado como permanente, como nuestro, nos lo hemos apropiado sin darnos cuenta que no tenemos el control. Por una u otra razón llegó a nuestra vida y dependió solo de nosotros aprovecharlo. Nada de lo que hace parte de nuestra existencia está porque sí, todo y todos conllevan  un propósito para mí, no importa el cómo, el para qué siempre existe.

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

No es fácil digerir esto, tropezaremos una y otra vez, escucharemos las quejas de nuestro ego, resistiremos antes de desapegarnos, podremos hasta victimizarnos enviando nuestras quejas al cielo, pero solo depende de nosotros recorrer nuestra historia y rescatar todo lo bueno que la permanencia de ese algo o alguien dejó en nosotros, los aprendizajes, las alegrías, lo que faltó y lo que sobró. Rotundamente es un SI, todo lo que pasa en nuestra vida es para nuestro provecho y cuando lo miramos con nuestra alma y corazón entendemos que independientemente de cómo sea el momento del desprendimiento ya quedó registrado en nuestra existencia  y que entre más rápido lo aceptemos como aprendizaje, ese espacio que hoy nos parece vacío será ocupado rápidamente por algo más apropiado para el nuevo momento. Porque ya no soy el mismo, lo que cambió me cambió.

Alguien en una bella ceremonia del fuego me hizo entender algo: Cuantas personas habitan este planeta? Me preguntó. No sé, más de 7.000 millones- Contesté ¿Cómo crees que entre tantas personas solo unas pocas podrían hacerte feliz?  No pienses en que no hablas su mismo idioma porque la comunicación se establece de mil maneras; no te limites porque viven en otros países, hoy ese no es el problema, no te desalientes pensando que tienen un estilo de vida diferente, tienes demasiado para aprender. No niegues tus posibilidades, este mundo te ofrece todo para ser feliz. ¿Por qué limitarte?

Y es cierto, totalmente cierto. Cada vez que tu status quo se altera, afróntalo, agradece lo maravilloso que recibiste y deja que el tiempo acomode las cosas… y cuando ello ocurre…situaciones maravillosas aparecen, más resplandecientes y mágicas, sientes que tu energía está en otra frecuencia, que no hay tiempo para el drama, validas que la sincronía existe y que todo lo que hoy necesitas empezó a llegar.

No te resistas, sólo únete al fluir del universo.


Mis 3 palabras para 2018

Chris Brogan creador de Human Business World estableció años atrás una práctica que me parece muy útil y que a partir del  2018 acogeré: Mis 3 palabras.

Se trata de escoger tres palabras que guiarán e impulsarán tus acciones durante el año que inicia. Cada palabra debe tener un significado especial y ser aplicable a los  objetivos que te has propuesto, deben actuar como una especie de lista de chequeo que dé coherencia a tus decisiones. Es como elegir tres objetivos alcanzables, realistas; palabras que te guíen en momentos de poca claridad y te ayuden a definir cómo invertir el tiempo y esfuerzo cada día del año.

Mis 3 palabras para este año son:

FullSizeRender (6)

Fluir:  El último año empecé a entender el significado  de Fluir, esto me ha llevado a tomar conciencia  de la importancia de  disfrutar cada cosa en sí misma de acuerdo a mi propósito y no a las circunstancias externas. Gozarme el aquí y el ahora centrada en lo que es importante para mi sin dar espacio a distraerme en pensamientos o sentimientos que en el momento no son relevantes. Hoy es y mañana puede o no puede ser, no ejerzo presión, solo dejo que vaya sucediendo. Aprender a Fluir me lleva al crecimiento personal, a entender que mis momentos de felicidad solo me pertenecen a mí y a seguirme sorprendiendo de que al dejar fluir, todo se acomoda y es el propio Universo el que va trayendo a mi vida  todo lo que necesito.

Experimentar: Ponerme a prueba, retarme, ampliar mi zona de confort. Estar en actitud de búsqueda de cosas que hasta hoy no me han sido tan familiares pero que intuyo me permitirán observar el mundo desde el corazón. Explorar sentimientos, arriesgarme, re aprender y estirar mis capacidades como ser humano. Pasa por viajar a sitios insólitos, descubrir personas, reír hasta que me duela el estómago, amar en todas las dimensiones y sorprenderme hasta quedar sin respiración.

Enfocar: Cada  día del 2018 daré prioridad a  vivencias profesionales y personales  que me hagan feliz,  aplicaré mi energía a lo que he definido como importante. Quiero compartir con las personas que vibran en mi sintonía, con las que gozo, disfruto y construyo mi propósito de vida. Seguiré aprendiendo y mejorando mi observación del mundo, creando espacios de crecimiento como ser humano y adhiriendo a mi día solo aquello que sume y multiplique.  


¿Qué fue lo mejor de tu día? 

Hace unas noches realicé esta pregunta a un grupo representativo de mis amigos cercanos y estas fueron las respuestas más coincidentes en su orden:

  1. Despertarse y agradecer por el día que tenemos por delante  
  2. Las emociones expresadas por nuestros hijos
  3. Sacar adelante un reto laboral
  4. Trabajar por un proyecto personal
  5. Compartir un momento sencillo con alguien que amamos
  6. Ver feliz a alguien que no conozco

La respuesta que más se repitió me llenó de esperanza y alegría.

IMG_8965

El que cada vez más personas despierten a un nuevo día y su primera emoción sea el Agradecimiento  genera para todos una energía especial, declarando que lo que nos rodea vale la pena y  forma parte de nuestra vida. Agradecer es un valor poderoso, libera  lo mejor de nosotros, cambia nuestro estado mental y genera unión no presencial con el objeto de ese agradecimiento. Un acto de humildad y grandeza que  tiene un efecto multiplicador en nosotros y en los demás.

Estoy segura que cuando logremos iniciar el día con un acto espontáneo y sincero de agradecimiento, la respuesta a mi pregunta se reduciría a “todo en mi día fue maravilloso”.

Anuncios

Un propósito

He tenido innumerables instantes de Felicidad a lo largo de mi vida, puedo decir con toda certeza que los he disfrutado y que los he atesorado en mi mente y en mi corazón para alentarme en las situaciones en que la vida me ha enfrentado a duras pruebas. Mi última etapa de aprendizaje me brindó uno de los mayores regalos que como ser humano he podido tener… capturar Momentos Mágicos… verlos, escucharlos, olerlos, degustarlos y sentirlos en todas mis dimensiones. Ahí están, cada día, para hacerme sentir que la vida es grande, maravillosa, dinámica y que depende solo de mí. Estoy segura que todos hemos vivido ese instante, en el que no hay pasado ni futuro, en el que los ojos se empañan de lágrimas y el corazón se une con el alma por una alegría inmensa que se mezcla con asombro, con reto, con inmensidad, para hacernos sentir que trascendemos, que somos ajenos a todo lo demás.

Pues hoy los invito a que compartan conmigo y con muchos otros esos momentos donde lo mejor de nosotros se hace presente.

Sigue leyendo